Responsive Advertisement
Por segunda vez en pocos días de diferencia, familias avanzaron nuevamente sobre el predio que cedió el Ejército Argentino al Banco Hipotecario, donde la situación anoche se descomprimió luego que la Policía y Gendarmería se retiraron de la zona.

En medio de fuertes versiones que no es casual que las tomas ilegales se potenciaron en plena recta final para que chaqueños elijan a sus próximos gobernantes, y que detrás hay sectores interesados en convertir la modalidad en una herramienta de presión y extorsión, ayer después de las 15, sesenta familias se instalaron en el predio. Pero al caer la noche, pese a que habían sido convencidos por las autoridades policiales que depongan las acciones y se retiren, optaron por cortar las calles próximas al predio, y luego volvieron a entrar.


Ya superados los policías, porque al menos 100 familias entraron, quemaron pastizales y se repartieron los lotes, la fiscal en turno Ingrid Wenner, siguió las alternativas, dándole instrucciones a la Policía. Por su lado, el juzgado federal a cargo de Zunilda Niremperger, instruyó al comandante de Gendarmerís.


Lo concreto, que los intrusos invadieron una vez más, expredio de la Base de Apoyo Logístico del Ejército, actual propiedad del Banco Hipotecario, ubicado entre avenidas España, Castelli, Arribalzaga y Rodriguez Peña; con intenciones de tomas posesión de mismo.

AMPLIO DESPLIEGUE

A la escena se movilizaron a móviles de otras jurisdicciones; personal de División Infantería; Bomberos con camión hidrante; Policía Rural y Unidades Especiales (Drogas Peligrosas, Investigaciones, Inteligencia Criminal); así mismo al lugar arribaron autoridades, que lograron desalojar el predio en forma pacífica, cerca de las 18.

Posteriormente en varios sectores de avenida Castelli, grupos de personas interrumpieron el tránsito con ramas y cubiertas, no cesando con su actitud de retirarse del predio; para luego comenzar nuevamente a ingresar y parcelar el lugar.

SUPERADOS POR LOS INTRUSOS

En virtud que el personal policial presente era superado ampliamente en número por la cantidad de personas de se agolparon, por avenidas España, Castelli y Arribalzaga; y a fin de evitar mayores incidentes donde se hallaban involucrados  mujeres, menores de edad,  el personal policial se retiró; quedando este gran grupo de personas en el interior del predio; más allá que por más de tres horas se contuvo la situación en forma pacífica;  poniendo en conocimiento a personal de Gendarmería Nacional quien arribó a cargo del comandante principal Gustavo Rendiche.

Pero ya con la oscuridad como parte del complejo escenario, ambas fuerzas dejaron el lugar, esperándose que en las próximas horas, se disponga una nueva medida de acuerdo, a fin de evitar el ingreso de la fuerza federal para proceder al desalojo.


Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente